El Grupo Municipal de Izquierda Unida Invita a los otros dos Grupos Municipales del PP y del PSOE a realizar un Pleno Municipal extraordinario sobre el 15-M


Izquierda Unida considera que es obligación de las instituciones políticas analizar el Movimiento 15-M y actuar en consecuencia. Y creemos que, dada su trascendencia, deberían realizarse tales análisis y propuestas en un Pleno extraordinario de la Corporación.

NOTA DE PRENSA 16 de Junio de 2011

El Grupo Municipal de Izquierda Unida Invita a los otros dos Grupos Municipales del PP y del PSOE a realizar un Pleno Municipal extraordinario sobre el 15-M

Manuel Saravia, portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida, cree que los hechos violentos de ayer en Cataluña, y antes de ayer en Madrid, que Izquierda Unida rechaza y condena, pueden hacer dudar sobre la conveniencia de mantener esta convocatoria. Pero, por un lado, aunque no hay portavoces oficiales del 15-M, algunas personas que dicen ejercer como tales se han desmarcado de esos actos violentos. Y por otro, en Izquierda Unida mantenemos que la mayor parte de los participantes en ese movimiento no tienen nada que ver con tales actuaciones, y sí con el carácter marcadamente no-violento que se ha puesto de manifiesto en semanas anteriores. Y como, en cualquier caso, seguimos pensando que deben tomarse en consideración sus demandas, estudiarse y, si procede, adoptar las medidas que corresponda, hemos mantenido la convocatoria. Porque en el Grupo Municipal de Izquierda Unida consideramos que es obligación de las instituciones políticas analizar el Movimiento 15-M y actuar en consecuencia. Y creemos que, dada su trascendencia, deberían realizarse tales análisis y propuestas en un Pleno extraordinario de la Corporación.

Como es sabido, en el último mes hemos asistido al establecimiento de acampadas en las plazas de más de 50 ciudades españolas. En Valladolid la plaza de Fuente Dorada fue ocupada en la tarde del 15 de Mayo, y desde entonces, ininterrumpidamente, ha sido la sede de asambleas y debates de carácter político, social y cultural. Aunque los manifestantes constituyen, aquí y en todas las ciudades, un grupo bastante heterogéneo, la mayoría de los asentados en las plazas son jóvenes, movidos por la precariedad (el paro juvenil se sitúa en torno al 45%), pero también por un profundo malestar con la situación política. Es un movimiento social que se ha creado espontáneamente, viene funcionando de forma autoorganizada, hace un uso intensivo de las redes sociales, y por su novedad y la trascendencia de sus planteamientos ha llegado a ser considerado por muchos como una revolución (Spanish revolution). En cualquier caso, y se valore como se valore, se trata de un hecho social de gran relevancia que nos merece las siguientes consideraciones:

1. No puede minimizarse su impacto público y social. The Washington Post, The New York Times, Der Spiegel, Corriere della Sera, CNN News, La Nación, y muchos otros medios de comunicación internacionales, han dedicado amplios espacios a este movimiento. Y también muchos políticos nacionales lo han valorado muy expresivamente. Rodríguez Zapatero dijo de los manifestantes de las plazas: “Hay que escucharles. Es una expresión democrática que hay que escuchar”. Leire Pajín amplió la reflexión: “Cada vez que los jóvenes han salido a la calle han mejorado la política y por eso hay que escucharles”. Felipe González lo calificó como un “fenómeno extraordinariamente importante”. González Pons consideraba que “obliga a pensar sobre la calidad de nuestra democracia, y eso siempre es bueno y habrá que escucharlos”. Esperanza Aguirre dijo: “Puedo compartir algunas de las reivindicaciones de estos chicos”. Y Cayo Lara concluyó: “Ahí están nuestros hijos”.

2. Afecta de lleno a la vida municipal de Valladolid. Algunas de las demandas que plantean son de carácter nacional, como las que se refieren a la legislación electoral o a la “separación efectiva de los poderes públicos”; pero hay otro grupo de requerimientos que afectan a todas las esferas de las instituciones públicas y en todas ellas (también en la municipal) se puede actuar para atender a lo que se reclama. Así las que se refieren a la regeneración democrática (de todo orden): aumentar la transparencia, fomentar la participación, luchar contra la corrupción, reducir los privilegios de los políticos, establecer nuevos mecanismos de control ciudadano, etc. Y las que se refieren a los derechos básicos: vivienda, trabajo, cultura, salud, educación, libre desarrollo personal y otros.

3. El comportamiento que han tenido los poderes públicos hacia este movimiento ha sido extraordinariamente singular, sin que se hayan explicado las razones de tal excepcionalidad. Y lo han hecho así tanto el gobierno central como los autonómicos y municipales. En Valladolid, por ejemplo, se ha dejado ocupar el espacio público, cuando hace no mucho tiempo se levantó otro intento de acampada (de la CGT, en septiembre de 2010, levantada por la Policía Municipal). ¿Por qué esa nueva actitud? ¿A qué ha respondido? Mucho nos tememos que no ha sido en reconocimiento a la importancia del movimiento, sino por miedo a la opinión pública y como estrategia de desgaste. Mucho nos tememos que ha estado motivada por la simpatía que el movimiento ha granjeado desde los primeros días en un amplio sector de la opinión pública. Y ahora que puede empezar a cambiar la percepción social, es posible que empiecen a desalojarse las plazas, y nos tememos que se haga a través de cargas policiales como ya ha ocurrido en Valencia o Cataluña.

4. A los gobiernos se les debe exigir, y más en estos tiempos de crisis, escuchar a la calle y tener reflejos ante las nuevas situaciones. Actuar sin miedo y con claridad, contribuir a bajar la tensión y evitar que se extienda la frustración derivada de la falta absoluta de consecuencias o resultados de tantas semanas de movilización, echándose a perder esa corriente de simpatía que el movimiento ha generado en todo el mundo y frustrando la esperanza de cambio en los participantes. Las actuaciones de los últimos días no deben servir de excusa para ignorar toda la actividad del último mes. Y debe evitarse, repetimos, que se extienda el sentimiento de una nueva frustración sobre la frustración que dio origen al 15-M.

En consecuencia, por la trascendencia que tiene, por su incidencia municipal y la necesidad de responder a las nuevas demandas sociales, el Grupo Municipal de Izquierda Unida invita a los otros dos grupos municipales, del PP y del PSOE, a realizar un Pleno extraordinario sobre el 15-M, tal como prevé el artículo 67 del Reglamento Orgánico del Ayuntamiento de Valladolid, con un orden del día en el que se propongan acuerdos y declaraciones para la regeneración de la vida democrática de la ciudad y ampliación, también en las políticas municipales, de los compromisos sobre los derechos básicos.

Manuel Saravia Madrigal Portavoz del Grupo Municipal Teléfono 659 975 636

Word - 34 KB

articulos publicados en /Ayuntamiento de Valladolid le Jueves 16 junio 2011 a las 13:58 por IU Valladolid | Leido 715 veces

Autor:

En la misma sección

Secciones

Sitio desarrollado con SPIP | alojamiento nodo50 | Seguir la vida del sitio RSS 2.0

El Grupo Municipal de Izquierda Unida Invita a los otros dos Grupos Municipales del PP y del PSOE a realizar un Pleno Municipal extraordinario sobre el 15-M - Izquierda Unida Valladolid

El Grupo Municipal de Izquierda Unida Invita a los otros dos Grupos Municipales del PP y del PSOE a realizar un Pleno Municipal extraordinario sobre el 15-M


Izquierda Unida considera que es obligación de las instituciones políticas analizar el Movimiento 15-M y actuar en consecuencia. Y creemos que, dada su trascendencia, deberían realizarse tales análisis y propuestas en un Pleno extraordinario de la Corporación.

NOTA DE PRENSA 16 de Junio de 2011

El Grupo Municipal de Izquierda Unida Invita a los otros dos Grupos Municipales del PP y del PSOE a realizar un Pleno Municipal extraordinario sobre el 15-M

Manuel Saravia, portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida, cree que los hechos violentos de ayer en Cataluña, y antes de ayer en Madrid, que Izquierda Unida rechaza y condena, pueden hacer dudar sobre la conveniencia de mantener esta convocatoria. Pero, por un lado, aunque no hay portavoces oficiales del 15-M, algunas personas que dicen ejercer como tales se han desmarcado de esos actos violentos. Y por otro, en Izquierda Unida mantenemos que la mayor parte de los participantes en ese movimiento no tienen nada que ver con tales actuaciones, y sí con el carácter marcadamente no-violento que se ha puesto de manifiesto en semanas anteriores. Y como, en cualquier caso, seguimos pensando que deben tomarse en consideración sus demandas, estudiarse y, si procede, adoptar las medidas que corresponda, hemos mantenido la convocatoria. Porque en el Grupo Municipal de Izquierda Unida consideramos que es obligación de las instituciones políticas analizar el Movimiento 15-M y actuar en consecuencia. Y creemos que, dada su trascendencia, deberían realizarse tales análisis y propuestas en un Pleno extraordinario de la Corporación.

Como es sabido, en el último mes hemos asistido al establecimiento de acampadas en las plazas de más de 50 ciudades españolas. En Valladolid la plaza de Fuente Dorada fue ocupada en la tarde del 15 de Mayo, y desde entonces, ininterrumpidamente, ha sido la sede de asambleas y debates de carácter político, social y cultural. Aunque los manifestantes constituyen, aquí y en todas las ciudades, un grupo bastante heterogéneo, la mayoría de los asentados en las plazas son jóvenes, movidos por la precariedad (el paro juvenil se sitúa en torno al 45%), pero también por un profundo malestar con la situación política. Es un movimiento social que se ha creado espontáneamente, viene funcionando de forma autoorganizada, hace un uso intensivo de las redes sociales, y por su novedad y la trascendencia de sus planteamientos ha llegado a ser considerado por muchos como una revolución (Spanish revolution). En cualquier caso, y se valore como se valore, se trata de un hecho social de gran relevancia que nos merece las siguientes consideraciones:

1. No puede minimizarse su impacto público y social. The Washington Post, The New York Times, Der Spiegel, Corriere della Sera, CNN News, La Nación, y muchos otros medios de comunicación internacionales, han dedicado amplios espacios a este movimiento. Y también muchos políticos nacionales lo han valorado muy expresivamente. Rodríguez Zapatero dijo de los manifestantes de las plazas: “Hay que escucharles. Es una expresión democrática que hay que escuchar”. Leire Pajín amplió la reflexión: “Cada vez que los jóvenes han salido a la calle han mejorado la política y por eso hay que escucharles”. Felipe González lo calificó como un “fenómeno extraordinariamente importante”. González Pons consideraba que “obliga a pensar sobre la calidad de nuestra democracia, y eso siempre es bueno y habrá que escucharlos”. Esperanza Aguirre dijo: “Puedo compartir algunas de las reivindicaciones de estos chicos”. Y Cayo Lara concluyó: “Ahí están nuestros hijos”.

2. Afecta de lleno a la vida municipal de Valladolid. Algunas de las demandas que plantean son de carácter nacional, como las que se refieren a la legislación electoral o a la “separación efectiva de los poderes públicos”; pero hay otro grupo de requerimientos que afectan a todas las esferas de las instituciones públicas y en todas ellas (también en la municipal) se puede actuar para atender a lo que se reclama. Así las que se refieren a la regeneración democrática (de todo orden): aumentar la transparencia, fomentar la participación, luchar contra la corrupción, reducir los privilegios de los políticos, establecer nuevos mecanismos de control ciudadano, etc. Y las que se refieren a los derechos básicos: vivienda, trabajo, cultura, salud, educación, libre desarrollo personal y otros.

3. El comportamiento que han tenido los poderes públicos hacia este movimiento ha sido extraordinariamente singular, sin que se hayan explicado las razones de tal excepcionalidad. Y lo han hecho así tanto el gobierno central como los autonómicos y municipales. En Valladolid, por ejemplo, se ha dejado ocupar el espacio público, cuando hace no mucho tiempo se levantó otro intento de acampada (de la CGT, en septiembre de 2010, levantada por la Policía Municipal). ¿Por qué esa nueva actitud? ¿A qué ha respondido? Mucho nos tememos que no ha sido en reconocimiento a la importancia del movimiento, sino por miedo a la opinión pública y como estrategia de desgaste. Mucho nos tememos que ha estado motivada por la simpatía que el movimiento ha granjeado desde los primeros días en un amplio sector de la opinión pública. Y ahora que puede empezar a cambiar la percepción social, es posible que empiecen a desalojarse las plazas, y nos tememos que se haga a través de cargas policiales como ya ha ocurrido en Valencia o Cataluña.

4. A los gobiernos se les debe exigir, y más en estos tiempos de crisis, escuchar a la calle y tener reflejos ante las nuevas situaciones. Actuar sin miedo y con claridad, contribuir a bajar la tensión y evitar que se extienda la frustración derivada de la falta absoluta de consecuencias o resultados de tantas semanas de movilización, echándose a perder esa corriente de simpatía que el movimiento ha generado en todo el mundo y frustrando la esperanza de cambio en los participantes. Las actuaciones de los últimos días no deben servir de excusa para ignorar toda la actividad del último mes. Y debe evitarse, repetimos, que se extienda el sentimiento de una nueva frustración sobre la frustración que dio origen al 15-M.

En consecuencia, por la trascendencia que tiene, por su incidencia municipal y la necesidad de responder a las nuevas demandas sociales, el Grupo Municipal de Izquierda Unida invita a los otros dos grupos municipales, del PP y del PSOE, a realizar un Pleno extraordinario sobre el 15-M, tal como prevé el artículo 67 del Reglamento Orgánico del Ayuntamiento de Valladolid, con un orden del día en el que se propongan acuerdos y declaraciones para la regeneración de la vida democrática de la ciudad y ampliación, también en las políticas municipales, de los compromisos sobre los derechos básicos.

Manuel Saravia Madrigal Portavoz del Grupo Municipal Teléfono 659 975 636

Word - 34 KB

articulos publicados en /Ayuntamiento de Valladolid le Jueves 16 junio 2011 a las 13:58 por IU Valladolid | Leido 715 veces

Autor:

En la misma sección

Secciones

Sitio desarrollado con SPIP | alojamiento nodo50 | Seguir la vida del sitio RSS 2.0